MIS EVAS

Comienzo esta serie fotográfica en 2019, cuando se acercaba la celebración de los primeros cien años del nacimiento de una Gran Mujer: la Sra. Eva Duarte de Perón, por motivos que arrancaban tanto desde lo histórico, como desde lo personal.

No cabe duda que Eva Perón fue una mujer argentina transcendental; amada u odiada pero jamás olvidada, marcó un hito en la historia política de nuestra nación.

 

Eva Perón representó a la mujer, sus derechos y tuvo un protagonismo único a nivel nacional e internacional.

 

En lo personal, me parece importante comentar que, como ella, yo también nací un 7 de mayo, por lo cual su imagen me acompañó desde la infancia, sobretodo en “esa fecha”. Eva siempre aparecía en notas, afiches conmemorativos, en reseñas periodísticas, en el rincón de un aparador, en alguna plaza, en un libro, en la televisión.

Para mis ojos de niña, Ella era mi reina. Especial y Argentina.

Eva siempre hermosa, potente, radiante, mitológica.

 

Al ir creciendo disfrutaba que la amaran o la odiaran. Eva también representaba mi rebeldía.

Jamás me cansaba de ver sus documentales, observar sus discursos, y hasta llorar y afligirme con el paso de su ataúd, en su desfile de muerte.

Eva Perón me emocionaba tanto como hoy, con sus 100 años.

Y tomé la decisión de meterme en su piel, en su imagen, con respeto, con mis recuerdos y vivencias.

Con la intención de reconvertirla dentro de mi arte.

 

Porque soy mujer.

Porque soy artista.

Por sentirla y tenerle admiración y respeto.

Por la tensión y afección que produce.

Porque coincide con estar viviendo un momento histórico reivindicativo y de expresión femenina.

Por eso mi trabajo y homenaje: “Mis Evas”

MY EVAS

I started this photographic series in 2019, commemorating the centenary of the birth of a great woman: Mrs. Eva Duarte de Perón.

For reasons that are not only historical, but also personal.

 

There’s no doubt that Eva Perón was a transcendental Argentinean woman.

Loved or hated, but never forgotten.

She was a milestone in the political history of our nation.

 

Personally, I think it’s important to mention that I was born on May 7th  - as she did.  

This is why her image was a part of my childhood, especially on “that day”.

Eva always appeared on magazines, posters, newsreels, books, television, in some city squares, in a corner of a family sideboard.

To my child’s eyes, she was my Queen, Special and Argentinean.

Eva, always beautiful, powerful, radiant, mythological.

 

As I grew up, I enjoyed watching her being loved and hated.

Eva always represented my rebelliousness. 

I never tired of watching documentaries about her, her speeches, and even cried watching her coffin passed by at a parade.

Eva Perón moved me as much today as she did then. 

And so I decided to enter her skin, her image, respectfully, with my memories, my experiences, and the intention of revisit her within my art.

 

Because I’m a woman.

Because I’m an artist.

Because I admire and respect her.

Because we’re going through a vindictive and historical moment of female expression.

Therefore, my series and my tribute: “My Evas”.